La industria MICE es versátil. No importa si se quieren realizar eventos, ferias o convenciones: los profesionales encargados de la organización, seguramente serán capaces de ejecutarlo con éxito. Sin embargo, hay que aclarar cuáles tipos de eventos son posibles de organizar, y en cuánto tiempo, para así poder alertar a las empresas si les conviene en sus estrategias y planes.

No importa si el evento tiene una tradición de décadas, o si es algo totalmente nuevo e innovador. La industria MICE se trata de eso: renovación y constante actualización del trabajo de las diferentes partes para conseguir más y mejores eventos, que tienen sus distintos niveles de dificultad.

Gran feria internacional

Este es el magno evento, que reúne a personas de los cinco continentes en un mismo lugar, en representación de diferentes compañías de un mismo ramo. Al ser uno de los más complejos, es uno de los eventos que requiere una preparación más ardua, con muchos meses de anticipación y generalmente, un equipo de cientos de personas.

Esto también suele aplicar en eventos continentales, especialmente en América y Asia donde las distancias son mayores.

Eventos nacionales

Mucho pensamos de la universalidad de la industria MICE, pero reunir a las mejores empresas de un país de un determinado sector en una gran feria, es un evento sumamente importante.

En este caso, la planificación puede reducirse porque hay menos problemas en lo que respecta al hospedaje y el transporte, pero la logística sigue siendo sumamente parecida que para las ferias internacionales.

Ferias temáticas destinadas al público

En general, la mayoría de los eventos de la industria MICE están destinados para que los trabajadores e inversionistas de ese ramo de la economía se retroalimenten entre sí. Sin embargo, hay muchas ferias y congresos temáticos, que están incluso destinados a todo público.

Acá se pueden incluir, por ejemplo, los congresos destinados a los niños, así como aquellos de carácter filantrópico.

Estos eventos suelen tener una logística muy fuerte en la preparación del espacio físico, pero no tanto en las invitaciones, pues su público es mayormente local e incluso, en ocasiones, se opta por vender entradas como forma de participar.

Este tipo de eventos también son útiles para dar a conocer nuevos productos y servicios, por lo que no se pueden descartar como estrategia de negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *